29
NOV 2017
Cuando los espacios comerciales se parecen más a parques de atracciones
Jaime Diaz de Bustamante, socio de ONTIER en el área de inmobiliario.

Cuando los espacios comerciales se parecen más a parques de atracciones


España

Jaime Díaz de Bustamante, socio de ONTIER del área de Inmobiliario, publica en Expansión un artículo sobre la transformación y los cambios que sufrirán los centros comerciales en los próximos años y sus implicaciones jurídicas.

Los centros comerciales de España y de todo el mundo están experimentando grandes e importantes modificaciones. Se está produciendo una transformación de los servicios ofrecidos en los que la venta de productos, principal actividad dentro de los mismos, da paso a nuevo concepto en el que los centros comerciales se convierten en espacios de ocio. Las causas de esta reconfiguración son, según explica Díaz de Bustamante, el avance tecnológico y el nuevo concepto urbano.

Este nuevo concepto de centro de ocio podrá implantarse especialmente en los centros comerciales actuales dadas sus características como espacios tradicionales de venta multimarca. De esta manera, un mismo centro comercial podrá ser transformado en un centro de ocio perteneciente a una de las siguientes categorías: actividad física y deporte , creatividad y cultura, nuevas tecnologías, gastronomía y restauración.

El principal objetivo de esta nueva transformación es la captación de una mayor afluencia de personas, convirtiendo así estos espacios en centros interactivos y dinamizadores de la sociedad. Por supuesto, esta transformación tendrá consecuencias inmediatas en la gestión del espacio. Un ejemplo de nueva gestión es la inclusión de proyectos hoteleros en estos espacios con el fin de fusionar el ocio y el turismo creando paquetes internacionales dirigidos al consumo. También, desde 2015, hay una tendencia hacia la ampliación de los metros cuadrados destinados al ocio en los centros comerciales, habilitando espacios para la ubicación de zonas deportivas o de ocio y videojuegos.

Estos cambios también afectan a aquellas grandes empresas, que originalmente se encontraban en grandes espacios comerciales, y que en la actualidad, debido al nuevo concepto de tienda urbana, están trasladando algunas de sus tiendas físicas al centro de las ciudades para adaptarse a los nuevos perfiles de clientes.

Sin duda, esta transformación debe contemplarse desde el punto de vista jurídico teniendo en cuenta factores como la existencia de edificabilidad sobrante para obras de ampliación, el régimen de usos aplicable a la hora de comprobar qué actividades pueden tener cobertura en el proyecto, el hecho de que no exista un propietario único o, muy especialmente, las posibles modificaciones de los términos de licencias concedidas.

Estamos asistiendo a uno de los mayores cambios de los últimos años en el concepto de ocio, por lo que debemos verlo como una oportunidad y no como una amenaza.

Lee el artículo completo aquí.



close
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para permitirle disfrutar de todas sus funcionalidades. Si continúa navegando, se entiende que otorga su consentimiento para la instalación de las mencionadas cookies. Puede consultar más información en nuestra política de cookies.