22
ENE 2018
¡Las start…ups! y sus errores legales más habituales
Vía Pixabay.

¡Las start…ups! y sus errores legales más habituales


España

Las startups, esas empresas de rápido crecimiento que proliferan gracias al desarrollo de las nuevas tecnologías, también cometen errores. En ocasiones, esos errores son legales. Joaquín Muñoz, responsable de Nuevas Tecnologías y Propiedad Intelectual de ONTIER España, ofrece en esta publicación algunas claves para que el proceso de creación y desarrollo de estas empresas sea más sencillo a nivel legal.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que el pacto de socios resulta fundamental para establecer las bases de la nueva compañía y decidir, de alguna manera, quién es quién dentro de la empresa o cuál será la organización interna.

Además, las startups son empresas ligadas a la tecnología, por lo que en muchas de ellas el software y su titularidad resultan cuestiones trascendentes. Para evitar conflictos relacionados con esta titularidad, la clave es un contrato bien hecho. En él se debe especificar con claridad el qué, cómo y cuándo. O lo que es lo mismo, la propiedad del código fuente, el análisis funcional y los plazos de entrega. Con estos ingredientes dentro del contrato se consigue reducir el riesgo de que algo salga mal.

Es también muy común que este tipo de empresas consigan monetizar mediante la publicidad. En este caso, se debe prestar especial atención a la Ley de Protección de Datos y, más aún, al nuevo Reglamento de la Unión Europea que entrará en vigor el próximo mes de mayo y en el que se contemplan aspectos como la privacidad por diseño (Privacy by Design) o el análisis de impacto en la privacidad.

Por otro lado, si el registro de la marca es importante, lo es de igual manera el registro del dominio en Internet. Los 'cazadominios' existen y están al acecho y tal y como afirma Joaquín Muñoz, 'parece una tontería pero el hecho no es banal'.

Para acabar, si se quiere triunfar en el mundo de las startups y de Internet se debe tener siempre una máxima que se repita en la cabeza, casi como un mandamiento: no te adueñarás de los contenidos ajenos de Internet. 'Se creen que todo lo que está en Internet es libre cuando la máxima siempre es usa lo que es tuyo y pide permiso para el resto', señala Muñoz.

Con todos estos consejos legales, las startups podrán crecer mucho más tranquilas.

Para conocer todos los detalles sobre esta publicación solo tienes que visitar este enlace.



close
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para permitirle disfrutar de todas sus funcionalidades. Si continúa navegando, se entiende que otorga su consentimiento para la instalación de las mencionadas cookies. Puede consultar más información en nuestra política de cookies.