17
ABR 2018
El incumplimiento del RGPD podrá suponer multas millonarias

El incumplimiento del RGPD podrá suponer multas millonarias


España

El tiempo apremia y la llegada del nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) conllevará cambios importantes, especialmente a aquellas empresas que no se hayan preparado.

Hace unos días, Joaquín Muñoz, responsable del área de Nuevas Tecnologías y Propiedad Intelectual de ONTIER España, comentaba para el diario digital Kippel 01 cuáles serán los cambios más significativos que producirá esta normativa en las empresas y las consecuencias de su implantación.

En primer lugar es importante destacar que el objetivo principal de esta norma es la protección del usuario en internet ante el mal uso de sus datos personales por parte de terceros, por lo que es aplicable a todas las empresas con independencia de su tamaño. En este contexto, 'muchas pymes creen que no hay que hacer nada hasta el 25 de mayo, pero es todo lo contrario', señala Muñoz.

Por otro lado las empresas no solo deben cumplir con el nuevo reglamento, además deben probar de forma continuada que cumplen con el mismo. Se trata de una normativa con una responsabilidad proactiva, a diferencia de las normas anteriores que se caracterizaban por su enfoque más reactivo.

Una de las consecuencias más evidentes que puede tener la aplicación del RGPD es el efecto sobre los recursos de la empresa. Muñoz resalta que 'se suele mirar a España como un referente, sobre todo por la exigencia que la Agencia Española de Protección de Datos ha tenido durante estos años' por lo que las empresas españolas pueden estar más tranquilas en relación a este problema.

La llegada de este Reglamento puede suponer un dilema para las empresas situándolas de alguna manera, entre la espada y la pared. Tal y como explica, 'las compañías tienen el dilema de, por un lado, informar de un modo transparente y obtener los consentimientos individuales pero, por otro lado, saben que haciéndolo así seguramente van a depurar sus bases de datos y van a perder potencial'.

El no cumplimiento de la normativa no será una opción para las compañías ya que puede suponer multas que alcancen el 4% del volumen de su facturación anual o, en algunos casos, ascender a los 20 millones de euros. Muñoz explica que 'ese tipo de sanciones tan altas se reservan para casos flagrantes; lo que se intenta evitar con eso es que las empresas hagan un cálculo para ver si les sale a cuenta incumplir la norma'.

El nuevo RGPD ya es una realidad por lo que aquellas empresas que no se hayan preparado para su llegada tienen en contra el reloj. 

Para leer el artículo al completo solo tienes que seguir este enlace.



close
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para permitirle disfrutar de todas sus funcionalidades. Si continúa navegando, se entiende que otorga su consentimiento para la instalación de las mencionadas cookies. Puede consultar más información en nuestra política de cookies.